El futuro de las aplicaciones móviles

bluumi-apps_store-play_store-aplicativa-generadores_elfima20150911_0034_1

En estos últimos días del año es típico realizar un balance, pero mucho más interesante que mirar atrás, es mejor mirar hacia adelante. Y si hablamos de aplicaciones móviles todavía más. He recopilado diversos artículos y mensajes en foros sobre este tema en el que nadie tiene la certeza absoluta de lo que va a ocurrir realmente, pero que nos puede servir de guía.

Actualmente nos encontramos en una encrucijada en los rendimientos económicos de las aplicaciones. Pues el beneficio que puede obtenerse es la clave para que puedan sobrevivir y desarrollarse. Para ponernos en contexto, las aplicaciones se categorizan en dos vertientes principales: las B2C (del negocio al consumidor, viene del ingles Business to consumer) y las B2B (del negocio para el negocio, del inglés business to business). Como ejemplo de las B2C encontramos a WhatsApp. En el área de las B2B encontramos soluciones de firmas como SAP o Avaya, orientadas a optimizar los procesos internos de las compañías.

Las que más enfrentan dificultades, en términos de rentabilidad, son las B2C (como un WhatsApp o un libro interactivo). Las que se enfocan en el entorno empresarial, disfrutan de un porvenir mucho más prometedor.
Según la consultora Gartner, solo el 0,01 por ciento de las aplicaciones arrojarán ganancias para 2017 y el 94 por ciento se ofrecerán sin coste. A esta desalentadora proyección se añaden los siguientes datos: 90 por ciento de las ‘apps’ de pago son descargadas menos de 500 veces por día y generan menos de 1.250 dólares diarios de promedio.

Frente a esto, hay que buscar nuevos modelos de monetización y uno de ellos, es el ‘freemium’ (una mezcla entre free –gratis- y premium –exclusivo o lo mejor-). En este esquema de rentabilización, el usuario descarga la ‘app’ sin costo, pero después debe pagar si desea adquirir mejoras o le interesa activar características adicionales. Un caso ejemplar de ello es Office para iPad. La suite de Microsoft se puede descargar sin coste, pero sólo permite editar los documentos si se paga la suscripción a Office 365.

En la actualidad, un estimado del 24 por ciento de las aplicaciones emplean el modelo ‘freemium’, sobre todo en los videojuegos, según Portio Research. En estos casos, los usuarios se sienten atraídos a pagar para obtener nuevos objetos, poderes o habilidades. Es un excelente recurso para capturar una buena base de usuarios y conseguir una fidelización que vaya más allá de los primeros días de uso.

1456404653_383515_1456413339_noticia_normal

Ya no solamente basta con una aplicación que tenga un buen diseño y navegabilidad clara. Hay que buscar nuevas fórmulas para retener al usuario más allá de las primeras horas y que se convierta en una de sus imprescindibles en su día a día. Ése es el reto que tenemos que afrontar.

Yaap Money

Facebook_PERRY_REGALO

Una nueva aplicación ya está disponible en Google Play y la App Store. Con esta gratuita app puedes enviar o solicitar dinero a tu agenda de contactos, sin necesidad de transferencias bancarias ni datos financieros. Basta saber el número de tu amigo o su dirección de Facebook o Twitter para que puedas pedirle dinero o pagarle las deudas. Si los dos tenéis instalada la aplicación de Yaap money se hará de manera inmediata. Si tu amigo no la tiene, recibirá un mensaje para invitarle a instalarla para poder pagar o pedir dinero.

Yaap money ya puede descargarse para iOS y para Android y la descarga es completamente gratuita. Una vez descargada, tengo que seguir unos sencillos pasos para que esté todo operativo:

  • Registrarme y elegir un password de seguridad.
  • Asociar mi usuario de la aplicación con mi tarjeta de crédito. De esta manera, el dinero que envíe o reciba saldrá o entrará en mi cuenta pero nadie sabrá nunca los datos de mi tarjeta ni los de mi cuenta corriente.
  • Para comprobar que efectivamente soy el dueño de la cuenta, la aplicación realiza una doble comprobación de seguridad. Lo primero que hace es pedirme los datos de la tarjeta (te recomiendo que la tengas a mano). Por otro lado me hace un pequeño cargo en la cuenta de menos de un euro (que me devolverá en menos de 24 horas). La aplicación me preguntará de cuánto es el cargo y ese es un dato que sólo conocerá la persona que tiene acceso a la cuenta corriente.
  • Introduzco esa cantidad en la App y… ¡voilá!, todo empieza a funcionar.

A partir de ese momento el interfaz resulta muy sencillo. O bien solicito que mis amigos me envíen dinero o soy yo quien se tiene que rascar el bolsillo y enviarlo desde mi App.

yaap-money-iphone-ipad-4Así de fácil es reclamar el dinero de la gasolina que pagué yo en el último viaje que hicimos juntos, o devolver la pasta del taxi que cogimos mi primo y yo anoche y ‘que me pilló sin un duro’. Hago una lista con los amigos que me deben dinero, introduzco la cantidad y les envío una petición. Lo único que tendrán que hacer ellos para saldar sus deudas es aceptar esa petición. Un clic, y pago; otro clic, y me pagan. Fácil.

La solvencia de los socios que hay detrás del proyecto, CaixaBank, Banco Santander y Telefónica, también te aporta una gran tranquilidad mientras mueves tu dinero de móvil a móvil. Aunque los promotores del proyecto sean dos bancos y una operadora, la aplicación funciona sea cual sea el banco con el que trabajes y en cualquiera de las compañías de telefonía. Basta con que tengas una tarjeta bancaria asociada y un teléfono en el que puedas instalar la aplicación.

Descarga gratis Yaap Money, más información AQUI

NameTag

nametag2

NameTag es una aplicación todavía en fase beta de reconocimiento facial de extraños que permitirá a los usuarios de Google Glass o de smartphones (Android y Iphone de momento) hacer fotografías de personas y enviarlos al servidor para ver si aparecen en redes sociales, sitios de citas o registros de atacantes sexuales. Si lo encuentra en algunas de estas redes, la aplicación devuelve esa información y ahí podrás decidir si continuar, rechazar o iniciar un contacto personal.

Con todas las complicaciones que surgen de los abusos que hacen de la información con las redes sociales y la monitorización de nuestra privacidad, los nombres y apellidos de las personas ya están en todos lados y buena parte de la población ya tiene un perfil en línea con todo lujo de detalles indicando datos de contacto, intereses, fotografías, etc. De repente, toda esa gente extraña pasa a ser conocida, cuando alguien las etiqueta en una foto de Facebook o a través de otra red social buscas su nombre y te encuentras con una imagen. La aplicación NameTag funciona a la inversa, ya que hace reconocimiento facial de extraños luego de tomarles una foto con tu móvil o a través de Google Glass, mucho más discreta pues puedes hacer la foto de búsqueda sin que la otra persona pueda darse cuenta.

Ya sea por curiosidad o por una cuestión de seguridad, los usuarios podrán tomar una foto de alguien y enviarla a la aplicación para que ésta la busque en Facebook, Twiter, sitios de citas y varias redes sociales más, incluyendo registros de atacantes sexuales y agencias de seguridad en EEUU. Kevin Alan Tussy, creador de Facetag, nos promete que la aplicación no generará otro problema de privacidad, ya que “se trata de conectar a las personas que quieren ser conectadas.” Con la aplicación en marcha, las personas pronto serán capaces de acceder a NameTag.ws y elegir si quieren que su nombre e información básica se muestre a los demás. De hecho, se le permitirá a los usuarios tener un perfil que se pueda observar durante el horario de trabajo y otro que pueda ser usado para las situaciones sociales.

nametag3Los responsables de NameTag insisten en que este tipo de funcionalidades hará que las citas en línea y las interacciones sociales sin conexión serán mucho más seguras y nos darán una mejor comprensión de las personas que nos rodean. Especialmente diseñado para Google Glass, el proyecto podría resignificar ese factor “suerte” y sorpresa que se da cuando conocemos a alguien por primera vez.

Por supuesto el problema está en que esta aplicación parece saltarse —como otras en el pasado— las barreras de la privacidad o al menos de la ética. El compartir información en Internet vuelve a demostrar ser una práctica con ciertos riesgos.

nametag1

 

Monetizar videojuegos

money1Actualmente podemos contabilizar más de 2 millones de aplicaciones móviles. Es difícil destacar ante este inmenso volumen y rentabilizar un producto para conseguir un retorno de inversión (ROI) que sea aceptable en función de las horas dedicadas al desarrollo y la planificación de una utilidad o un juego.

Tomando como ejemplo que los juegos son las aplicaciones estrella, ¿cómo se pueden monetizar?. Empecemos por considerar algunas propuestas fundamentales y más adelante veremos cuáles son los tipos de monetización más estándard:

  1.  Tiendas de aplicaciones. Después de desarrollar la aplicación, se debe subir a la tienda correspondiente a la plataforma para la que se programó (GooglePlay de Android o AppStore de iOS, entre otras). Si el creador decide cobrar por descargar la aplicación, la tienda se quedará con un porcentaje de lo que pague el consumidor final –Cifra que suele rondar en el 30%-. En caso de que la aplicación sea gratuita, la forma de monetizarla deberá ser alguna de las siguientes.
  2. In-App Purchases (compras dentro de la aplicación) en esta modalidad, si bien la descarga de la aplicación es gratuita, los usuarios pueden pagar para sumar características adicionales a la misma, actualizaciones o nuevos elementos útiles para disfrutar plenamente de la experiencia. Es una modalidad muy popular en juegos que requieren que los usuarios compren vidas, o nuevos niveles para poder seguir jugando, por ejemplo.
  3. Banners de publicidad. En la actualidad, existen empresas como D’arriens que comercializan los espacios publicitarios dentro de las aplicaciones. Al programarlas, los desarrolladores dejan espacios libres donde luego se ubicarán los anuncios. Estas empresas se encargan de conseguir y distribuir los anunciantes, o dicho de otra forma, actúan como nexo entre las marcas y los desarrolladores. A cambio, el creador gana un porcentaje de cada transacción realizada y la empresa cobra una pequeña comisión. Se puede añadir la posibilidad de eliminar estos banners de publicidad a través de una versión de pago, limpia de anuncios.
  4. Product Placement (colocación de producto): Consiste en introducir productos de una marca para que el consumidor interactúe mientras utiliza la aplicación. Si hablamos de juegos, se puede incluir una publicidad en vía pública durante un evento deportivo importante, o en la camiseta del jugador en un partido de fútbol, por ejemplo. Aunque es menos común que las alternativas anteriores, y más compleja (dado que requiere reprogramar el videojuego cada vez que se modifica el anunciante), puede ser muy rentable si se logran acuerdos con marcas importantes.

Como pueden observar, existen diversas formas para ganar dinero con los desarrollos propios, en especial si se centran en la creación de juegos. A priori, la modalidad más extendida son los juegos de tipo Freemium (como hemos dicho antes o In-App purchases), en lo que hay que resaltar que lo mas importante y más escaso, para un jugador de juegos free to play, no es el dinero que gasta en el juego, si no en su tiempo. El jugador Free2play juega de forma intermitente y busca un juego que le entretenga durante esos períodos, porque precisamente tiene poco tiempo. Si un videojuego no es capaz de transmitir su factor de diversión y su calidad en los primeros instantes del juego, y transmitirla al jugador, entonces lo borrará de un plumazo.

AndroidMoney

A continuación agrego algunos tips para aquellos que estén interesados en comenzar a programar:

1. Comenzar por Android: es el sistema operativo para desarrollos móviles más popular y más requerido en el mercado; principalmente las versiones 2.0 para arriba.

2. Guardar espacio para los banners: en caso de que les interese monetizar la aplicación a través de la comercialización de espacios publicitarios, es importante guardar espacio para los banners donde podría ir la publicidad. De esa forma ganarán tiempo y esfuerzo para cuando comiencen a conseguir anunciantes.

3. Leer los términos y condiciones de cada tienda: antes de comenzar a desarrollar, es fundamental leer con detenimiento los términos y condiciones de cada tienda a fin de desarrollar aplicaciones que cumplen con los requerimientos para ser comercializadas. Aunque puede resultar tedioso, es una práctica que ayuda a evitar el re-trabajo y horas extras de programación.

4. Conocer las herramientas y sus costos: cada herramienta (iOS, Windows Phone y Android, por ejemplo), tiene características de programación y costos propios, es importante informarse sobre la complejidad de cada una y evaluar la inversión inicial que requieren para empezar el proyecto.

5. Mantenerse informado: en Internet existen numerosos tutoriales, foros y guías gratuitas para desarrolladores. Es recomendable utilizarlas para poder seguir innovando.

infografia-como-monetizar-app

Fuentes: Canal AR / Miriam Peláez / Wikipedia

Las aplicaciones móviles arrasan sobre la web móvil

TimeSpent_App_vBrowserCats-resized-600

Flurry, la popular compañía que se dedica a recoger estadísticas de uso de los dispositivos móviles, ha cumplido cinco años. Y para celebrarlo ha lanzado un estudio muy interesante donde se hace patente que aunque estos dispositivos estén permanentemente conectados a la red, el uso de aplicaciones supera con creces al de los navegadores móviles.

Fijaos en el gráfico superior: de todo el tiempo que los ciudadanos estadounidenses invierten usando sus móviles y tabletas, un 80% de ese tiempo es con aplicaciones. Sólo el 20% del tiempo, una quinta parte, se usa para abrir el navegador y visitar sitios web. La cosa se pone más interesante cuando vemos cómo el 32% del tiempo lo pasamos jugando, mientras que el 18% del tiempo lo dedicamos exclusivamente a la aplicación móvil de Facebook. Sigue leyendo

La evolución de Android

Android nació de forma oficial hace aproximadamente cuatro años, y desde aquel HTC G1 que lanzó T-Mobile en septiembre del 2008 muchas cosas han pasado hasta convertirse en la plataforma móvil más usada en la actualidad. Sin embargo, mucho camino queda por recorrer, sobre todo en el mercado tablet, donde Archos pone su granito de arena.

El fabricante francés nos muestra en una imagen el recorrido por las mejoras que introdujo cada versión de Android hasta 4.1 Jelly Bean, y aunque pueda parecer repetitivo, es la única infografía actualizada, y además nos da el enfoque de la evolución desde un punto de vista nunca tratado, el de un fabricante.

Copiado salvajemente de: Xataka Android

Image