Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 6.400 veces en 2015. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 5 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

El negociador de conflictos (también llamado Analista funcional)

Según la definición más estricta, el papel del analista funcional en una empresa de Tecnología es capturar, consolidar y comunicar la información del proyecto al resto de los equipos (Desarrollo, principalmente). Dependiendo de la organización y el desarrollo de software que se está realizando, el título analista funcional puede ser llamado por otros nombres también. Otra etiqueta muy utilizada es analista de negocio, aunque viene a resultar lo mismo.

Pero si sólo nos quedamos con esto, no entendemos realmente cuál debe ser su posición y la importancia que tiene para el proyecto.

Un Analista funcional es un vínculo fundamental entre los distintos departamentos de la empresa con intereses muy variados, no siempre coincidentes a pesar de formar parte de un mismo proyecto. Recogiendo los requerimientos de negocio (o muchas veces teniendo que redactarlos) tiene que transformarlos en algo coherente para el equipo de desarrollo pueda entender y seguir.

Uno de los componentes clave de éste es aclarar la intención de la PYME. El analista funcional pasará una gran cantidad de tiempo a haciendo preguntas como “¿Qué quieres decir con eso?” o “¿Cómo esto encaja con lo que hablábamos antes?” Preguntas como éstas exponen potencial, a menudo sutiles, diferencias de significado entre Negocio y el resto del equipo de desarrollo. Más importante aún, estas preguntas exponen supuestos relativos a la lógica y procesos que no pueden ser claramente establecidas por negocio o incluso otras áreas como Marketing.

El analista funcional es responsable de identificar y resolver los requisitos que muchas veces son contradictorios y/o irrealizables. Si una parte de Negocio afirma que el mar es de color azul y sin embargo, otra más comercial afirma que es de color turquesa, será responsabilidad del analista resolver esa cuestión. Esto se puede hacer poniendo en común las diferentes perspectivas o negociar un punto intermedio que sea realista para llevar a cabo la tarea en los plazos marcados.

Esto nos lleva a negociaciones, que convierten al analista en ocasiones a un diplomático de zonas de guerra en conflicto, pues los intereses contrapuestos pueden llevar al hundimiento del proyecto.

Al final, el documento de requerimientos representarán el contrato entre la empresa que quiere una solución y el equipo de desarrollo de software que quiere crear la solución. Parece que es lo mismo, pero no lo es. Muchas veces Desarrollo tiene una idea clara de cómo realizar el proyecto que no se corresponde en absoluto con la que tiene Negocio. Y ahí, el documento de requerimientos es el compromiso de ambas partes de llegar a un entendimiento.

El bagaje del analista funcional es, ante todo, una caja de herramientas de habilidades de comunicación y relación interpersonal. Aunque es importante que posea algunas habilidades técnicas, su mayor activo es su capacidad de comunicarse con los demás, trabajar las relaciones con los otros, hablar sus diversos lenguajes y conducir el proyecto al éxito final.

Fuentes y más información:

Developer.com / MagnetismSolutions / Wikipedia

Redes sociales, redes de empleo

Las nuevas tecnologías se han hecho un hueco importante en el mercado de trabajo, siendo hoy en día una fuente imprescindible para buscar un empleo. De hecho, el 97,3% de los españoles asegura que la red es la vía que utiliza para buscar ofertas laborales.

Además, el 42,6% reconoce que lo hace sólo online y hay un destacable 64,7% que utiliza el móvil para buscar las vacantes, según se recoge en el “Informe Global Adecco: Búsqueda de empleo y reputación digital en la era 3.0”, que se ha realizado a través de una encuesta internacional entre más de 31.793 candidatos.A la hora de buscar empleo, las redes sociales se han convertido en imprescindibles. La más utilizada es LinkedIn con el 90,8% de los encuestados, siendo además la que se prefiere para crear una marca personal, enviar el currículo, generar una red profesional, localizar reclutadores o hacer networking, entre otras funcionalidades.

Seguir leyendo en el blog de Origen: Redes sociales, redes de empleo

Año nuevo, nuevo diseño

Una vez más renovamos el diseño del blog para conseguir mejor accesibilidad, lectura, o simplemente darle un aire nuevo.

Voy a intentar publicar más entradas de manera más continuada. Ya que el tiempo que le dedico a este blog es limitado. Pero prometo mejorar. 🙂

Espero que os guste, y para cualquier duda o sugerencia, usad los comentarios. Felices fiestas!.

3 preguntas que te conviene hacerte sobre tu perfil en LinkedIn

descubriendo talento

¿Has sentido en alguna ocasión la sensación de que no estabas aprovechando todo lo que podía ofrecerte LinkedIn?

Cuando imparto formación sobre la utilización de linkedIn, los asistentes suelen decirme que muchas de las cosas que cuento no aparece en ningún sitio y que a veces resulta un poco difícil poder entender bien el funcionamiento de una red para poder sacarle todo el jugo.

Reconozco que para que una red social pueda darte resultados efectivos hace falta invertir unas cuantas horas delante de la pantalla, dejándote las pestañas y siendo activo para poder descubrir qué es lo que funciona y lo que no. Y a veces incluso metiendo la pata con algunas cosas.

En esto de las redes no vale con quedarte como un mero espectador sino que hay que bajar al terreno de juego e implicarse de lleno.

En un primer momento quedarse en lo alto de la grada…

Ver la entrada original 759 palabras más