Monetizar videojuegos

money1Actualmente podemos contabilizar más de 2 millones de aplicaciones móviles. Es difícil destacar ante este inmenso volumen y rentabilizar un producto para conseguir un retorno de inversión (ROI) que sea aceptable en función de las horas dedicadas al desarrollo y la planificación de una utilidad o un juego.

Tomando como ejemplo que los juegos son las aplicaciones estrella, ¿cómo se pueden monetizar?. Empecemos por considerar algunas propuestas fundamentales y más adelante veremos cuáles son los tipos de monetización más estándard:

  1.  Tiendas de aplicaciones. Después de desarrollar la aplicación, se debe subir a la tienda correspondiente a la plataforma para la que se programó (GooglePlay de Android o AppStore de iOS, entre otras). Si el creador decide cobrar por descargar la aplicación, la tienda se quedará con un porcentaje de lo que pague el consumidor final –Cifra que suele rondar en el 30%-. En caso de que la aplicación sea gratuita, la forma de monetizarla deberá ser alguna de las siguientes.
  2. In-App Purchases (compras dentro de la aplicación) en esta modalidad, si bien la descarga de la aplicación es gratuita, los usuarios pueden pagar para sumar características adicionales a la misma, actualizaciones o nuevos elementos útiles para disfrutar plenamente de la experiencia. Es una modalidad muy popular en juegos que requieren que los usuarios compren vidas, o nuevos niveles para poder seguir jugando, por ejemplo.
  3. Banners de publicidad. En la actualidad, existen empresas como D’arriens que comercializan los espacios publicitarios dentro de las aplicaciones. Al programarlas, los desarrolladores dejan espacios libres donde luego se ubicarán los anuncios. Estas empresas se encargan de conseguir y distribuir los anunciantes, o dicho de otra forma, actúan como nexo entre las marcas y los desarrolladores. A cambio, el creador gana un porcentaje de cada transacción realizada y la empresa cobra una pequeña comisión. Se puede añadir la posibilidad de eliminar estos banners de publicidad a través de una versión de pago, limpia de anuncios.
  4. Product Placement (colocación de producto): Consiste en introducir productos de una marca para que el consumidor interactúe mientras utiliza la aplicación. Si hablamos de juegos, se puede incluir una publicidad en vía pública durante un evento deportivo importante, o en la camiseta del jugador en un partido de fútbol, por ejemplo. Aunque es menos común que las alternativas anteriores, y más compleja (dado que requiere reprogramar el videojuego cada vez que se modifica el anunciante), puede ser muy rentable si se logran acuerdos con marcas importantes.

Como pueden observar, existen diversas formas para ganar dinero con los desarrollos propios, en especial si se centran en la creación de juegos. A priori, la modalidad más extendida son los juegos de tipo Freemium (como hemos dicho antes o In-App purchases), en lo que hay que resaltar que lo mas importante y más escaso, para un jugador de juegos free to play, no es el dinero que gasta en el juego, si no en su tiempo. El jugador Free2play juega de forma intermitente y busca un juego que le entretenga durante esos períodos, porque precisamente tiene poco tiempo. Si un videojuego no es capaz de transmitir su factor de diversión y su calidad en los primeros instantes del juego, y transmitirla al jugador, entonces lo borrará de un plumazo.

AndroidMoney

A continuación agrego algunos tips para aquellos que estén interesados en comenzar a programar:

1. Comenzar por Android: es el sistema operativo para desarrollos móviles más popular y más requerido en el mercado; principalmente las versiones 2.0 para arriba.

2. Guardar espacio para los banners: en caso de que les interese monetizar la aplicación a través de la comercialización de espacios publicitarios, es importante guardar espacio para los banners donde podría ir la publicidad. De esa forma ganarán tiempo y esfuerzo para cuando comiencen a conseguir anunciantes.

3. Leer los términos y condiciones de cada tienda: antes de comenzar a desarrollar, es fundamental leer con detenimiento los términos y condiciones de cada tienda a fin de desarrollar aplicaciones que cumplen con los requerimientos para ser comercializadas. Aunque puede resultar tedioso, es una práctica que ayuda a evitar el re-trabajo y horas extras de programación.

4. Conocer las herramientas y sus costos: cada herramienta (iOS, Windows Phone y Android, por ejemplo), tiene características de programación y costos propios, es importante informarse sobre la complejidad de cada una y evaluar la inversión inicial que requieren para empezar el proyecto.

5. Mantenerse informado: en Internet existen numerosos tutoriales, foros y guías gratuitas para desarrolladores. Es recomendable utilizarlas para poder seguir innovando.

infografia-como-monetizar-app

Fuentes: Canal AR / Miriam Peláez / Wikipedia

Whatsapp inside

whatsapp00

Whatsapp, seguramente la aplicación con más éxito en los dispositivos móviles de todo el mundo, está de nuevo en el centro de la polémica, tras decidir empezar a cobrar por su uso a los usuarios de Android. En este sentido han llegado informaciones contradictorias entre renovaciones automáticas gratuitas o pequeños hacks para evitar pagar los “sustanciosos” 0,89 €.

Investigando un poco más sobre esta atípica empresa, he recogido algunos datos de interés.

Whatsapp fue fundada en 2009 por Jan Koum y Brian Acton, dos veteranos ex trabajadores de Yahoo que rompen con la imagen de un emprendedor joven e inexperto. Ambos mantienen un perfil bajo de cara al exterior, y apenas han concedido entrevistas, a pesar del éxito alcanzado. No desean publicidad ni sobresalir siguiendo el modelo de Facebook, por ejemplo.

Su idea, en principio, era crear una aplicación que simplemente indicase si el usuario estaba conectado o no para ponerse en contacto con él, pero no tuvo mucho éxito. Pero en el momento en el que incluyeron el chat, las descargas se dispararon. Aprovecharon las ventajas de los smartphones y de los móviles con conexión a Internet para crear un chat gratuito que servía de alternativa a los SMS.

Pero, ¿cómo lograron convertirse en los líderes de un complejo mercado con una dura competencia? A partir de entrevistas recogidas en gigaom y therecapp se puede resumir los principios y las claves seguidas por estos dos emprendedores desconocidos y su equipo.

1. Simpleza.

“Queríamos crear algo simple”, explica Jan Koum, cofundador de la compañía. Es una aplicación en la que no es necesario registrarse, que no tiene publicidad, que no tiene elementos molestos, y que es casi gratuita (aunque esta situación ya está cambiando). “La gente quiere comunicarse fácilmente y usar un producto que simplemente funciones”, dijo Koum.

2. Utilidad

“Lo que crees tiene que ser útil para las personas”, señaló Koum. Whatsapp es un sistema de comunicación similar a los SMS, pero gratuito, por lo que facilita la vida de las personas. De hecho, ha sido la principal causa de la muerte del SMS.

3. Paciencia

Desde un primer momento, ambos emprendedores tuvieron claro que tenían que tener paciencia para que el producto funcionase lo suficiente como para ganar dinero. Gracias a su experiencia en Yahoo adoptaron una postura modesta y apostaron por no intentar monetizar el producto demasiado pronto. Eso les permitió en sus inicios el poder estar centrados en el desarrollo del producto con tranquilidad, sin tener que estar tan pendientes de los ingresos.

4. Disciplina financiera.

“Hay que tener disciplina financiera desde el primer día”, advierte Koum. De lo contrario, te enfrentas al peligro de necesitar “magia” cuando te exijan rentabilidad.

5. Ser independiente

La compañía pretende ser independiente, no buscan financiación (aunque ha obtenido 8 millones de Sequoia), para poder trabajar con libertad y poder hacer lo que de verdad quieren.

6. Escuchar al cliente

No hacen publicidad, ni marketing. 17 de sus 20 trabajadores son ingenieros. Por ello, necesitaron un buen producto que se amoldase a las necesidades de la gente. “Hay que escuchar al cliente”, insiste Koum.

Estos seis principios son muy interesantes y muy válidos. Pero se sigue sin aclararse un punto fundamental; la financiación.

whats1

¿De dónde saca el dinero para sobrevivir si no cobra nada? Sencillo: de fondos de inversión, compañías que toman el dinero de sus clientes y lo invierten en otras empresas cuyas expectativas de crecimiento son muy positivas. Cuando esas empresas son vendidas o generan beneficios, los inversores se llevan la parte correspondiente a lo que hayan invertido.

Otra ventaja son los gastos en personal y sostenimiento de WhatsApp, que apenas existen. Si a esto se suma que el objetivo a medio y largo plazo es su venta, la ecuación se despeja.

“WhatsApp es un verdadero caramelo para los fondos de inversión, porque se ha convertido en una necesidad para las personas. Cada vez que se cae el servicio se convierte en Trending Topic en Twitter. Es una empresa con muy pocos gastos y un potencial de venta muy grande. Cualquier operador del mundo querría comprarla, porque se llevaría a millones de clientes a los que podría insertar, por ejemplo, publicidad. ¿Su precio? 300, 500, 1.000 millones de dólares… En cualquier caso, sería una cantidad exagerada respecto a lo que ha costado montar y mantener WhatsApp”, dice Pau Garcia-Milà i Puyol, director de Eye Os.

Un argumento con el que coincide Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School: “Han creado una base de usuarios que tiene la necesidad de utilizar el programa. Es cierto que tienen aspectos no demasiado cuidados, como las reiteradas caídas del sistema o la seguridad en las comunicaciones, pero han conseguido que todos necesiten WhatsApp”, asegura.

El analista independiente Jaime García Cantero incide también en este apartado: “Hay gente que no puede vivir sin el programa, lo que hace que el valor de la compañía crezca como la espuma, con la ventaja de que los costes de mantenimiento son muy bajos”.

Fuentes fusiladasElEconomista / LaInformación

Condiciones para subir tus apps a Google Play

¿Eres desarrollador de aplicaciones para Android? ¿Has pensado serlo alguna vez? ¿Te has preguntado cuanto cuesta subir tu aplicación a Google Play?

La creatividad de las personas no tiene fin y para muestra de ello en todo el mundo a diario aparecen cientos de nuevos desarrolladores particulares de aplicaciones dispuestos a compartir con la comunidad Android sus creaciones, algunos de ellos lo hacen de forma altruista, otros sin embargo quieren ganar algo de dinero con sus creaciones bien sea mediante la publicidad o bien intentando vender sus programas por un precio justo. Sea como sea todos ellos deben regirse por un denominador común.
A continuación os voy a comentar cuales son las condiciones principales a las que debe someterse un desarrollador para poder subir sus aplicaciones a Google Play.
Subir aplicaciones a Google Play es muy fácil una vez que te has registrado. En la pantalla principal de la consola para desarrolladores, selecciona “Subir aplicaciones”.
Lo primero que debes de saber es que esto tiene un coste de $ 25 USD y que se paga sólo una vez. Con esto quiero decir que sólo pagas por la primera aplicación que subas, luego puedes subir tantas como quieras. Tendrás que completar la información de tu aplicación siguiente:
Condiciones básicas:
  • Tamaño de archivo APK: el tamaño máximo admitido es 50 MB.
  • Borrador de archivo .apk de aplicación: al subir un archivo .apk, se puede guardar como un borrador mientras editas el resto de aspectos de la lista.
  • Ten en cuenta que los nombres de paquetes de los archivos de aplicaciones son únicos y permanentes, por lo que debes elegirlos con cuidado. Los nombres de paquetes no se pueden eliminar ni utilizar en el futuro.
  • Capturas de pantalla: son obligatorias dos capturas de pantalla. Las seis restantes son opcionales.
  • Icono de aplicación de alta resolución (obligatorio).
  • Gráfico promocional (opcional).
  • Gráfico de funciones (opcional).
  • Vídeo promocional (opcional).
Especificación de detalles de las condiciones:
  • Idioma: sirve para indicar el idioma de la aplicación. El idioma predeterminado es el inglés de EE.UU.
  • Nombre: es el nombre de la aplicación tal como te gustaría que apareciera en Google Play. Puedes añadir un nombre por idioma.
  • Descripción: es la descripción de tu aplicación que se puede consultar en Google Play.  En este campo, puedes utilizar un máximo de 4.000 caracteres. El uso de palabras clave repetitivas e irrelevantes en la descripción promocional, en la descripción o en el título de la aplicación puede derivar en la suspensión de la aplicación.
  • Cambios recientes: la función de cambios recientes te ofrece la oportunidad de añadir notas sobre los cambios específicos de la versión más reciente de tu aplicación. Utiliza el campo de cambios recientes para informar a tus usuarios sobre los cambios que has hecho en la aplicación.
  • Texto promocional: es el texto situado junto al gráfico promocional en lugares destacados de Google Play.
  • Tipo de aplicación: Google Play se divide en dos tipos de aplicaciones principales (“Aplicaciones” y “Juegos”). Simplemente elige uno.
  • Categoría: debes elegir una categoría para la aplicación.
Opciones de publicación:
  • Protección contra copias: la protección contra copias puede contribuir a evitar que se copien las aplicaciones desde un dispositivo. Aumenta la cantidad de memoria necesaria para instalar la aplicación en el teléfono.
  • Si tienes una aplicación de pago, puedes implementar el servicio de licencias de Google Play. Para las aplicaciones gratuitas, usa si tienes tu propio esquema de protección contra copias.
  • Ubicaciones: son las ubicaciones en las que puedes distribuir tus aplicaciones.
    • No todas las ubicaciones de la lista actual tienen usuarios con dispositivos con la tecnología de Android.
    • Puedes seleccionar las ubicaciones de una en una o elegir la opción “Todas las ubicaciones actuales y futuras”. Esta opción significa que se habilitarán más ubicaciones de distribución a medida que las vayan habilitando para tu aplicación.
Información de contacto
  • Debes elegir un canal de asistencia para tu aplicación: sitio web, correo electrónico o teléfono. Importante, los usuarios de Google Play verán esta información.